Vecinos de la instalación caída en México temen su colapso desde 2017

Vecinos de la vía férrea que se derrumbó ayer en la Ciudad de México, dejando al menos 23 muertos y otros 65 heridos, temían que la estructura se derrumbara por las grietas provocadas por un terremoto que azotó la región en septiembre de 2017.

Ese año el sismo dañó el tramo entre las estaciones de Olivos y Nopalera. Los residentes impidieron que los vehículos ingresaran al área afectada.

En entrevista con el diario El Universal, uno de ellos dijo que algunas viviendas también resultaron dañadas.

“Ya todo está resquebrajado, después del terremoto muchas casas fueron golpeadas y ya pasaban camiones volquete, que pesan toneladas, y por eso decidimos cerrarla”, dijo.

Según el STC (Sistema de Transporte Colectivo), luego de que se identificaron daños visibles en las vías de las líneas A y 12 luego del terremoto, se realizaron reparaciones para corregir las anomalías.

En la Línea 12, donde ocurrió el problema de ayer, se detectó una falla estructural en uno de los pilares que forma parte del tramo Nopalera-Olivos, que terminó debilitando su función integral de soporte de peso y elasticidad. Como resultado, se cerraron seis estaciones: Tezonco, Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco, Tláhuac y Olivos. En el mismo mes de ese año se llevaron a cabo las obras de apuntalamiento y restauración.

No es la primera vez este año que ocurre un incidente con una composición mexicana. En enero, un incendio en las instalaciones de control dejó un muerto y 29 personas intoxicadas.

En marzo de 2020, una persona murió y otras 41 resultaron heridas después de que dos trenes se estrellaran contra una estación.

El metro de la Ciudad de México, inaugurado en 1969, es uno de los principales medios de transporte de la capital y su área metropolitana, habitada por cerca de 20 millones de personas. La línea 12, donde ocurrió el accidente, fue inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el actual Canciller de México y en ese momento alcalde de la capital, Marcelo Ebrard.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *