México transporta haitianos desde un área remota a la frontera de EE. UU.

“Lo que están pidiendo es que se les permita cruzar libremente México hacia Estados Unidos”, dijo Ebrard.

Dos funcionarios federales mexicanos, que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hablar en público, confirmaron las acciones de México.

Uno de los funcionarios dijo que tres autobuses llenos de migrantes salieron de Acuña el martes por la mañana hacia Piedras Negras, a unos 90 kilómetros de la frontera, donde abordaron un vuelo hacia la sureña localidad de Villahermosa, en el estado de Tabasco.

El otro funcionario dijo que el lunes hubo un vuelo entre la ciudad de Monterrey en el norte y la ciudad de Tapachula en el sur, cerca de la frontera con Guatemala. Tapachula alberga el centro de detención de inmigrantes más grande de América Latina. El vuelo transportaba a unos 100 migrantes que habían sido recogidos alrededor de la estación de autobuses de Monterrey, un centro de varias rutas al norte de la frontera con Estados Unidos.

El segundo funcionario dijo que el plan era trasladar a todos los haitianos que habían solicitado asilo anteriormente en México a Tapachula, ya que la mayoría de ellos, según los informes, han solicitado asilo en Tapachula y solo pueden permanecer legalmente en México para el tratamiento de su caso si se quedan. en el sur. .

Los migrantes haitianos que ya se encuentran en centros de detención en México y no han solicitado asilo serán los primeros en ser transportados directamente a Haití una vez que México inicie estos vuelos, según el funcionario.

Alrededor de Ciudad Acuña, las autoridades mexicanas están redoblando sus esfuerzos para mantener a los migrantes alejados de la frontera. Ha habido detenciones durante la noche por parte de funcionarios de inmigración y redadas en hoteles que se sabe que albergan a migrantes.

“De repente tocaron la puerta y (gritaron) ‘inmigración’, ‘policía’, como si buscaran narcotraficantes”, dijo Freddy Register, un venezolano de 37 años que se hospedaba en un hotel. Haitiano. esposa, Vedette Dollard. La pareja se sorprendió a la medianoche.

Las autoridades se llevaron a cuatro personas y a otras que se encontraban fuera del hotel, dijo. “Tomaron nuestros teléfonos para investigar y nos llevaron a las oficinas de inmigración, tomaron nuestras fotos”, dijo Registry. Fueron detenidos durante la noche, pero finalmente fueron devueltos a sus teléfonos y liberados. Las autoridades les dieron dos opciones: salir de México o regresar a Tapachula.

El martes por la tarde decidieron irse de la ciudad. Compraron boletos para un viaje en autobús al estado de Veracruz, en la costa del Golfo, con la intención de continuar hasta Tapachula, donde habían solicitado asilo anteriormente.

Otros se fueron sin que se lo dijeran. Pequeños grupos llegaron a la estación de autobuses de Ciudad Acuña el martes para comprar boletos para Veracruz, Monterrey y Ciudad de México. Las mismas líneas de colectivos que tenían prohibido venderles pasajes para viajes hacia el norte por México, les vendieron pasajes para ir al sur sin ningún problema.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *