Sandra Echeverría quiere ser la reina del espectáculo musical mexicano local

Desde su debut televisivo hace casi dos décadas en la telenovela Tv Azteca sube a mi moto, Sandra Echeverría ha realizado importantes aportes a la pantalla chica, el cine y el teatro. Ahora busca consolidarse en el mundo de la música en el género periférico mexicano.

Pero es difícil imaginar que cuando era niña, pasaba su tiempo como un ratón de biblioteca, escondiéndose de todos para evitar hablar en público.

➡️ Manténgase al día en nuestro canal de noticias de Google

“En la escuela llamaron a mis padres para decirles que no participaba, que no quería hablar en público. Bueno, yo era una de esas chicas que vivía sola en clase en el recreo y hacía mis deberes, escribía poesía o escuchaba ranchero. “Era un ser realmente raro”, dice Sandra entre risas.

Sin embargo, tan pronto como su familia descubrió su talento para el canto, intentaron animarla a compartir su voz con el público. Pero para la actriz esta parte fue la más complicada.

“Me costaba animarme a cantar, porque iba en mi contra. En las bodas me escondía en los baños cuando veía llegar a los mariachis. Y mi papá me acaba de decir “te pago 200 pesos, pero canta, por favor”. “Fue una agonía”, recuerda.

Su pasión por la música fue su salvación. Su deseo de cantar la llevó a participar en un concurso de talentos intercolegiales cuando tenía 14 años. “Yo era el más joven de todos, en una edad en la que te sientes muy vulnerable, eres criticado por todos. Y además iba a cantar un género que nadie cantaba porque todos iban por el rock, el hip-hip o los Backstreet Boys. Y de repente salí cantando Regresar a un criador”.

Sorprendentemente, el resultado fue a su favor. “Fue un shock cuando gané el primer lugar”, aún recuerda. “Cuando comenzaron los premios del quinto y cuarto lugar, dije: ‘Oh, no, ni siquiera gané eso’. Y de repente me sorprendieron que tenía el primer lugar”.

Este fue su primer paso para convertirse en un profesional de la música. De esta competencia pasó a la banda Perfiles, donde estuvo por más de seis años.

Aunque se inició en la música, Sandra Echeverría comenzó a dedicarse a la actuación a principios de la década del 2000. El poder del destino, el clon Υ ¿el ladrón? como busco chico para mi mujer Υ El diablo sabe más porque es viejo, en el cine, le abrieron el camino y la santificaron en este espacio, dejando la música de fondo.

Hace diez años decidió volver a este aspecto. Su disco homónimo se inclinó hacia el pop rock, donde presentó una colaboración con Marc Anthony en el tema El poder del destino. Y a partir de ahí, la cantante voló para enfocarse en esta parte de su carrera.

“He cantado en vivo donde me dejaron. Para mí es importante romper el estereotipo de que si somos actores no cantamos bien. Quiero que la gente lo vea y sepa que canto desde los nueve años. No es algo que improvisé hace dos días. “Si fuera así, cantaría reguetón, que está de moda”.

Pero no. Sandra Echeverría se lanzó a lo más complicado: el periférico mexicano. En 2019 comenzó una pequeña gira promocional en Estados Unidos, en ciudades como Houston, San Diego y Los Ángeles. En México abrió para el espectáculo que Bronco ofreció en el Auditorio Nacional en 2019.

Y ahora, se prepara para hacer su debut oficial en el ranchero con su lanzamiento. Desaparecer, el primer tema del que será su próximo disco. “Es una canción de Jaime Flores y Luis Carlos Monroy, compuesta para Alejandro Fernández y Pepe Aguilar”.

Este tema, dice Echeverría, tiene un mensaje que cobra sentido al moverse a través de la música: perder el miedo. “Cada obstáculo que pude superar. “Y quiero transmitir este mensaje a las mujeres, que realmente crean que pueden hacerlo, porque cuando lo creen, puede convertirse en una realidad”.

Echeverría ahora participa en el programa de Televisa, tu cara me es familiar, el primer reality show donde tiene que demostrar con precisión su talento vocal.

“Tuve que transformarme en diferentes cantantes y esta es la primera vez que combino mi actuación con la música. Tuve que hacer diferentes colores con mi voz para parecerme a Shakira, Paquita la del Barrio, La Tesorito, Selena y muchas otras. “Y esa fue una de las cosas más hermosas que he hecho y donde la gente se da cuenta de que estoy cantando”.

Aunque ahora dedica su tiempo a la música, la actuación no desaparecerá por completo. Aunque ya no interpretará a María Félix en la bioserie que produce Carmen Armendáriz, porque la televisora ​​”no le veía mucho futuro comercial”, el rodaje comenzará la próxima semana. El anfitrión, una película con Luis Roberto Guzmán en Puerto Rico.

Antonia Jaimez

"Solucionador de problemas devoto. Estudiante incurable. Escritor orgulloso. Pionero del café. Alborotador aficionado. Creador. Emprendedor sutilmente encantador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *