Ola de tiroteos entre narcotraficantes y agentes del orden se produjo en el norte de México | Internacional | información

Hasta ahora, se ha informado que los enfrentamientos han dejado cuatro personas muertas, incluido un jefe del Cartel del Golfo y un civil.

EFE

Cuatro muertos, entre ellos un capo del Cártel del Golfo (CDG) y un civil, dos heridos y cuatro detenidos, dejaron, la noche del viernes, varios enfrentamientos de delincuentes con la Policía y el Ejército Mexicano en el estado de Tamaulipas (norte), informaron las autoridades. en sábado.

Además, dijeron que se registraron incendios de vehículos, bloqueos provocados por delincuentes y movimientos de pánico entre la población de la localidad de Matamoros, ubicada en Tamaulipas y en la frontera con Estados Unidos.

“Un ataque a personal militar y policías estatales en la localidad de Matamoros ha sido rechazado, resultando en cuatro detenciones y tres muertes, todos miembros del llamado cartel del Golfo”, dijo un comunicado del Grupo de Coordinación de Naciones Unidas. para la Consolidación de la Paz en Tamaulipas.

También se incautaron un vehículo blindado, cuatro pistolas de hombro, incluida una de calibre .50, y cargadores.

Las autoridades precisaron que “durante los hechos, un civil murió colateralmente y dos personas resultaron heridas, que ya fueron liberadas”.

Un message sur Twitter du consulat des États-Unis à Matamoros a indiqué que vers 21h00 vendredi, un affrontement avec des armes à feu a commencé entre les forces de sécurité et des membres de la CDG et qu’ils ont été signalés dans différents quartiers de la ciudad.

Posteriormente, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, también a través de Twitter, dijo que había “instruido a elementos del Ministerio de Seguridad Pública para que se concentren en Matamoros para enfrentar la situación de riesgo y proteger a la ciudadanía”.

El comunicado indica que uno de los muertos podría ser Ariel Treviño Peña, alias “el Tigre”, líder de los Halcones (justicieros) de CDG, quien es considerado “uno de los objetivos prioritarios” para ser capturado por la fiscalía y el gobierno. American, donde tiene una orden de arresto por homicidio involuntario.

Las autoridades están a la espera de los resultados de las muestras de ADN para confirmar la muerte del capo, aunque ya ha sido identificado con fotos oficiales.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que los enfrentamientos se iniciaron cuando militares y policías estatales que patrullaban la localidad de Matamoros localizaron varios vehículos sospechosos y los arrestaron.

La tripulación de los vehículos desobedeció la orden y huyó, desencadenando una persecución e intercambio de disparos en varias direcciones de la ciudad.

Para evitar la detención, los integrantes de la CDG ordenaron la realización de “narcobloques” en 15 puntos de las principales avenidas de la ciudad, por lo que sus guardias robaron vehículos y vehículos pesados, así como el transporte público, a los que prendieron fuego a las avenidas.

Experiencias expuestas en redes sociales

Durante las persecuciones y los enfrentamientos, los ciudadanos compartieron videos, fotografías e informes de personas tendidas en el suelo en negocios, cines y centros comerciales en las redes sociales, mientras se escuchaban disparos.

Por separado, también circularon imágenes de vehículos en llamas por las principales avenidas del centro, mientras que el Consulado de Estados Unidos ordenó a su personal y a los ciudadanos que viven en Matamoros buscar refugio en lugares seguros y evitar salir a la calle.

El 17 de octubre, otra ronda de enfrentamientos entre miembros del crimen organizado y militares y policías dejó cinco muertos, dos oficiales heridos, la incautación de 5 vehículos y nueve armas largas aseguradas, además del “bloqueo antidrogas”.

El pueblo de Matamoros es considerado el lugar de nacimiento del Cartel del Golfo, creado en la década de 1980.

Recientemente, la fiscalía descubrió un gran terreno en las afueras de Matamoros y muy cerca de la frontera con Estados Unidos conocido como “Ejido La Bartolina”, donde los delincuentes hacían desaparecer a sus víctimas incinerándolas. (I)

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *