Altar azteca construido en secreto después de la conquista española descubierto en la Ciudad de México | Noticias inteligentes

Los excavadores descubrieron el sitio ritual subterráneo debajo de la plaza Garibaldi, que alguna vez fue parte de la capital azteca de Tenochtitlán.
INAH

Los arqueólogos en la Ciudad de México han encontrado un altar que data de décadas después de que España conquistara la capital del Imperio Azteca en 1521. Tenochtitlán. Ubicado en el patio de una casa azteca, el altar contenía una olla que contenía cenizas humanas y se usaba para honrar a los muertos, informa noticias de la BBC.

de Mexico Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció el descubrimiento en noviembre después de estudiar el sitio durante tres meses. El altar data de entre 1521 y 1610, cuando las personas que vivían en la casa realizaban un ritual “oso[ing] testigo del final de un ciclo de su vida y de su civilización”, según un declaración traducido por BBC News.

El altar fue enterrado unos 13 pies por debajo Plaza Garibaldi, una plaza central que regularmente alberga festivales. Un barrio de Tenochtitlán antes de que el conquistador español Hernán Cortés llegara al área, el área siguió siendo el hogar de los residentes aztecas después de la conquista española. Reuters informes.

Jarra ceremonial

Jarra ceremonial que contiene restos humanos cremados

INAH

Las excavaciones en el sitio han desenterrado artefactos utilizados por los residentes de la propiedad a lo largo de los siglos, incluidos instrumentos musicales y los restos de una cocina. La casa data de Posclásico Tardío período de la historia mesoamericana -alrededor de 1250 a 1521- pero fue remodelado algún tiempo después de la caída de Tenochtitlán.

Los habitantes del edificio tomaron medidas para ocultar el altar de las fuerzas de ocupación españolas, explica Mara Becerra, arqueóloga del INAH, en el comunicado de prensa. Los objetos encontrados allí indican el estado sagrado del sitio. Junto con el recipiente que contenía los restos cremados, el equipo descubrió una copa utilizada para contener la sagrada bebida fermentada. pulcuado y 13 quemadores de incienso.

Estos quemadores de incienso estaban dispuestos en un patrón simbólicamente significativo, con algunos colocados en una orientación este-oeste y otros colocados de norte a sur. El diseño reflejaba la tonalpohualli, un calendario mesoamericano de 260 días dividido en períodos de 13 días. La cosmología azteca sostenía que 13 cielos estaban en capas sobre la Tierra.

estatuilla de altar

Los arqueólogos han desenterrado muchos artefactos de cerámica, como esta figura, en el sitio de Garibaldi Plaza.

INAH

Los diseños de los quemadores de incienso hablaban de su significado mítico. Según lo informado por Stacy Liberatore para el Correo diario, tresbolillo los patrones vistos en los objetos representan el eje del mundo, mientras que la cabeza de una serpiente de agua se refiere al inframundo.

El descubrimiento se produce cuando México conmemora el 500 aniversario de la caída del Imperio Azteca. En 1521, Cortés y su pequeño ejército de 900 españoles unieron fuerzas con los indígenas que enfrentaban la opresión de los aztecas o mexicas. La expansión de la viruela en Tenochtitlán la hizo vulnerable a los ataques, Carlos Viesca-Trevin, historiador de la medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, le dijo a Mark Stevenson Associated Press (AP) en mayo. Al menos la mitad de los 300.000 habitantes de la ciudad estaban muertos cuando los españoles entraron en la ciudad, según algunas estimaciones.

A raíz de la conquista, los españoles trabajaron para reemplazar las prácticas religiosas indígenas con el cristianismo y sumergir a los lugareños en la cultura española, escribieron John F Schwaller, historiador de la Universidad de Albany, por Bibliografías de Oxford en 2013. Pero los estudios de documentos escritos entre los aztecas náhuatl lengua, así como escritos en español de autores indígenas, argumentan que los aztecas y otros pueblos indígenas de la región lograron preservar aspectos de sus culturas durante siglos.

Carmelo Ramundo

"Viajero nerd. Adicto a las redes sociales. Entusiasta de Twitter. Evangelista aficionado a la cerveza. Lector malvado. Jugador. Practicante de tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *