Si Argentina se desestabiliza, FMI pierde legitimidad: Ministro de Economía

Buenos Aires. El Fondo Monetario Internacional (FMI) podría perder su legitimidad si “empuja a Argentina a una situación desestabilizadora”, advirtió el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una entrevista con AFP mientras negocia con el organismo contrarreloj un nuevo programa de crédito.



Tercera economía de América Latina, Argentina experimentó un crecimiento del 10 por ciento en el producto interno bruto en 2021, luego de una caída del 9,9 por ciento en 2020. Foto Afp


© Proporcionado por La Jornada
Tercera economía de América Latina, Argentina experimentó un crecimiento del 10 por ciento en el producto interno bruto en 2021, luego de una caída del 9,9 por ciento en 2020. Foto Afp

Argentina busca un acuerdo con el FMI que le permita ampliar los plazos de pago de unos 44.000 millones de dólares que le debe a la entidad desde 2018, cuando firmó un préstamo por hasta 57.000 millones de dólares. Del total de vencimientos recibidos, los vencimientos se concentran en 2022 y 2023, con pagos de 19 mil millones y 20 mil millones respectivamente, cronograma que Guzmán considera insostenible.

La tercera economía más grande de América Latina, Argentina, creció un 10 por ciento en producto interno bruto en 2021, luego de una caída del 9,9 por ciento en 2020. Pero está lastrada por la pobreza (40 por ciento) y una inflación del 50 por ciento. . el más alto del mundo.

El gobierno de centroizquierda del presidente Alberto Fernández quiere pactar con el Fondo un programa para reducir el déficit presupuestario, pero basado en el crecimiento y no en el recorte de gastos.

-P: ¿Qué perspectivas tiene Argentina para el 2022? ¿Es posible que no se llegue a un acuerdo con el FMI? Hay impago: ¿hay preocupación?

-R: El panorama puede ser muy virtuoso. Argentina tiene un superávit comercial muy alto, el nivel más alto que hemos alcanzado. En 2021 superó los $ 15 mil millones. ¿Cuál es el problema de balanza de pagos que enfrenta Argentina en 2022? Es precisamente culpa del FMI. Es lo contrario de lo que ocurre naturalmente. Es la deuda del FMI la que está causando el problema de la balanza de pagos. Y por eso es importante poder refinanciarlo. Es importante para el país y también para el FMI.

Si el FMI empuja a Argentina a una situación desestabilizadora, también tendrá menos legitimidad en el futuro, cuando otros países necesiten del multilateralismo para resolver sus problemas junto con la comunidad internacional.

Si queremos protegernos unos a otros y proteger el funcionamiento del multilateralismo, es importante acordar algo que sea creíble. Y creíble significa factible.

Tenemos una serie de objetivos económicos y sociales, y por supuesto que queremos cumplir con nuestras obligaciones, pero necesitamos tiempo. Debemos ser capaces de refinanciar esas deudas. Necesitamos que no nos pongan una condición antes de que se detenga la recuperación y se obstaculice la capacidad de desarrollo de la Argentina en el mediano y largo plazo.

– P: ¿Espera un gesto de Estados Unidos, en su calidad de mayor accionista del FMI? ¿Qué cree que ha pedido un grupo de legisladores demócratas para que se eliminen los recargos a los países con mayores préstamos?

– R: Ese pedido a la Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos (Janet Yellen) fue importante para apoyar una revisión de esta política en la junta directiva del FMI, que perjudica a los países en crisis que tienen el llamado ‘tener acceso excepcional’. al Fondo Monetario Internacional’. Porque les cobran más si la situación es peor. Eso (…) no contribuye al cumplimiento de la misión del Fondo de asegurar la estabilidad financiera mundial. Los países con estas tasas de interés pierden recursos para realizar las inversiones necesarias para mejorar la capacidad de pago.

– P: ¿Cuál es la diferencia de opinión en el tema tributario?

Prácticamente hay acuerdo sobre dónde converger, cuál es el resultado fiscal primario (ndlr: antes del pago de intereses de la deuda). La diferencia está en las velocidades y eso tiene que ver con el hecho de que están mirando a diferentes objetivos.

En 2021, con una economía que crece un 10 por ciento, el déficit presupuestario primario se redujo en 3,5 puntos del PIB (producto interno bruto). El déficit presupuestario para 2021 fue de entre 2,9 y 3 por ciento del PIB, esta cifra se dará a conocer el 20 de enero. Es una caída muy fuerte. Se está produciendo una consolidación fiscal virtuosa.

Lo que ha planteado el FMI es que se necesita una consolidación fiscal más rápida. Pero hay dos problemas: el primero es que la forma en que lo presentan frenaría la recuperación económica a corto plazo. La segunda es que el punto hacia donde se dirigiría la consolidación fiscal más rápida sería una menor expansión de la inversión en infraestructura pública (…). Para nosotros esto es fundamental, porque esta inversión es lo que más necesita la Argentina, desde el punto de vista productivo. Ahí es donde radica la tensión.

– P: Hace unos días mencionaste el dilema entre una pareja perfecta o una pareja aceptable, bueno, realista. ¿Te sientes cerca de tal cosa?

– R: No existe la combinación perfecta. Cuando hay una situación en la que se está negociando algo es porque hay una inconsistencia en definir cómo se reparte la carga. Lo que buscamos es dar un paso adelante en lugar de dar un paso atrás. Diría que estamos un poco mejor que hace una semana, pero aún queda mucho camino por recorrer.

La frecuencia (de los contactos con el FMI) no es solo diaria, sino varias veces al día.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.