Recetas: dos secretos para platillos mexicanos de frijoles negros rápidos y fáciles

Tostadas De Frijoles Negros

Hace 4 porciones

Las tostadas son la mejor comida reconfortante para Mely Martínez, bloguera gastronómica y autor de Cocina casera mexicana. Ella prefiere cocinar con frijoles secos, pero los frijoles enlatados y las tostadas compradas en la tienda (tortillas de maíz fritas) hacen que esta receta sea fácil de combinar. Martínez prepara sus frijoles de forma sencilla, sin especias añadidas, pero a nosotros nos gustan condimentados con comino molido. De cualquier manera, las tostadas brindan un delicioso contraste entre crocante y cremosidad, con las notas saladas del queso fresco, la frescura de la lechuga y la cremosidad de la crema mexicana (o crema agria).

Asegúrese de cubrir la sartén cuando saltee la cebolla y los chiles; esto ayuda a suavizar los aromáticos para que se mezclen con los granos, en lugar de retener su textura.

2 latas de 15 ½ oz de frijoles negros, enjuagados y escurridos

3 cucharadas de manteca de cerdo o aceite neutro

1 cebolla blanca mediana, finamente picada

3 chiles jalapeños, sin tallo, sin semillas y picados

sal kosher y pimienta negra molida

1 cucharada de comino molido

8 tostadas (ver nota principal)

Lechuga iceberg rallada, para servir

Queso crema, desmoronado, para servir

Crema mexicana o crema agria, para servir

Cilantro, para servir

Rodajas de lima, para servir

En un procesador de alimentos, mezcle los frijoles y ½ taza de agua hasta que quede suave, raspando el tazón según sea necesario. En una sartén antiadherente de 12 pulgadas a fuego medio, caliente la manteca de cerdo hasta que hierva a fuego lento. Agrega la cebolla, los jalapeños y ½ cucharadita de sal; cubra y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablande y se dore ligeramente, de 7 a 9 minutos.

Agregue el comino y cocine, revolviendo, hasta que esté fragante, unos 30 segundos. Agregue el puré de frijoles y cocine, revolviendo, hasta que la mezcla esté caliente y comience a chisporrotear, aproximadamente 3 minutos. Retire la olla del fuego, luego pruebe y sazone con sal y pimienta.

Coloque la mezcla de frijoles sobre cada tostada. Cubra con lechuga y queso fresco, luego vierta la crema y espolvoree con cilantro. Servir con rodajas de lima.

Potaje de alubias negras con chorizo ​​y tomates asadosConnie Miller/de CB Creatives

Potaje de alubias negras con chorizo ​​y tomates asados

Hace 4-6 porciones

Hecho con frijoles enlatados, este guiso de chile puede estar en la mesa en unos 30 minutos. Los chiles poblanos agregan un sabor a chile verde terroso, pero no son muy picantes; si busca especias, incluya uno o dos jalapeños picados cuando saltee el poblano y la cebolla.

Sirva con pan de maíz caliente o tortillas.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 chiles poblanos, sin tallo, sin semillas y picados

1 cebolla amarilla mediana, picada

sal kosher y pimienta negra molida

12 onzas de chorizo ​​mexicano fresco, sin envoltura

1 lata (28 onzas) de tomates asados ​​cortados en cubitos

2 latas de 15 ½ oz de frijoles negros, enjuagados y escurridos

1 manojo de cilantro, picado (hojas y tallos tiernos)

Queso Monterey Jack rallado, jalapeños encurtidos y/o cebolla morada picada (opcional, para decorar)

En una cacerola grande, caliente el aceite hasta que hierva. Agregue los chiles, la cebolla y 1 cucharadita de sal, luego cocine, revolviendo, hasta que la cebolla esté transparente. Agregue el chorizo ​​y cocine, partiéndolo en pedazos pequeños, hasta que esté ligeramente dorado. Agrega los tomates con su jugo, los frijoles y la mayor parte del cilantro, reservando un poco para decorar; llevar a ebullición. Cocine, sin tapar y revolviendo ocasionalmente, durante 15 minutos. Condimentar con sal y pimienta. Sirva espolvoreado con cilantro y queso reservados, jalapeños y/o cebollas, si los usa.

Frijoles Negros Refritos OaxaqueñosConnie Miller/de CB Creatives

Frijoles Negros Refritos Oaxaqueños

Hace 6 porciones

Tuvimos una lección sobre los frijoles refritos diarios básicos de Rodolfo Castellanos, originario de Oaxaca y ganador de Top Chef México, y su madre, la restauradora Evelia Reyes. La manteca de cerdo les da a estos frijoles una carne rica, pero el aceite de coco es un buen sustituto vegetariano. Nos encanta esto adornado con cotija y cilantro fresco.

Los frijoles no deben remojarse antes de cocinarlos. A diferencia de otros tipos de frijoles secos, los frijoles negros se ablandan fácilmente sin remojarse. Y asegúrese de reservar el líquido de cocción de los frijoles; necesitará 2 tazas para hacer puré en el procesador de alimentos (si está haciendo sopa de frijoles negros, necesitará 3 tazas para diluir los frijoles). El líquido también es útil para diluir los granos cuando se recalientan (se espesan cuando se reposan).

Los frijoles se pueden almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador durante una semana.

4 cucharadas de manteca de cerdo o aceite de coco refinado, cantidad dividida

1 cebolla blanca grande, picada

1 pinta de uva o tomates cherry

5 chiles guajillos, sin tallo y sin semillas

1 libra de frijoles negros secos, enjuagados

10 dientes de ajo medianos, pelados y conservados enteros, más 5 dientes de ajo medianos, picados

3 hojas de laurel

1 cucharadita de anís

sal kosher y pimienta negra molida

4 cucharaditas de comino molido

4 cucharaditas de cilantro molido

1 cucharada de chile ancho en polvo

1 cucharadita de orégano seco

En una cacerola grande a fuego medio-alto, caliente 1 cucharada de manteca de cerdo hasta que empiece a humear. Agregue la cebolla, los tomates y los chiles guajillos, luego cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que la cebolla esté dorada, de 5 a 7 minutos. Agregue los frijoles, los dientes de ajo enteros, la hoja de laurel y el anís, luego agregue 10 tazas de agua. Lleve a ebullición, luego cubra parcialmente y reduzca el fuego a bajo. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que los frijoles estén completamente tiernos, de 1½ a 2 horas.

Agregue 1 cucharadita de sal. Coloque un colador en un tazón grande y escurra los frijoles, reservando el líquido de cocción. Retire y deseche las hojas de laurel de los frijoles. Transfiera los frijoles escurridos a un procesador de alimentos y pulse para romperlos. Con la máquina en funcionamiento, agregue 1½ tazas del líquido de cocción reservado y mezcle hasta que quede suave, de 2 a 3 minutos, raspando el recipiente según sea necesario. Pruebe y sal, luego reserve.

En una sartén antiadherente de 12 pulgadas a fuego medio, caliente 2 cucharadas de la manteca de cerdo restante hasta que brille. Agregue el ajo picado, el comino, el cilantro, el chile en polvo y el orégano, luego cocine, revolviendo, hasta que esté fragante, unos 30 segundos.

Agregue el puré de frijoles y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que comience a dorarse por debajo, de 8 a 10 minutos. Continúe cocinando y revolviendo, agregando agua de pasta reservada según sea necesario, hasta que la mezcla tenga la consistencia de puré de papas, de 5 a 7 minutos. Fuera del fuego, agregue la cucharada restante de manteca de cerdo, luego pruebe y sazone con sal y pimienta.


Christopher Kimball es el fundador de Milk Street, hogar de una revista, escuela y transmisiones de radio y televisión. Los lectores de Globe obtienen 12 semanas de acceso digital completo, más dos números de la revista impresa Milk Street, por solo $1. Vaya a 177milkstreet.com/globe. Envíe sus comentarios a magazine@globe.com.

Timoteo Sevilla

"Devoto ninja de la música. Practicante de zombis. Aficionado a la cultura pop. Webaholic. Comunicador. Nerd de Internet. Experto en alcohol certificado. Aficionado a la televisión".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.