Pequeños robots fabricados en México para estudiar la luna primicia en ciencia

Cinco pequeños robots, diseñados y construidos en México, volarán a la luna a fines de este año, como parte de la primera misión científica en lanzar robots de dos ruedas para escalar la superficie de la luna mientras realizan mediciones complejas.

Los llamados nano-robots, desarrollados por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), trabajarán juntos como un enjambre de abejas, dijo el científico principal. Reutersdespués de viajar casi 240 000 millas (386 000 km) desde el suelo a bordo de un cohete de la compañía estadounidense Astrobotic Technology, controlada de cerca.

La misión está lista para ser lanzada con el cohete Vulcan de United Launch Alliance y será la primera nave espacial estadounidense en aterrizar en la luna en casi 50 años.

“Esta es una misión pequeña en la que probaremos el concepto y luego emprenderemos otras misiones, primero a la luna y luego a los asteroides”, dijo Gustavo Medina Tanko, científico de la UNAM que lidera el proyecto Colmena, que significa “colmena”. Español.

Medina Tanko explicó que las botas, fabricadas en acero inoxidable, aleaciones de titanio y aluminio espacial, están equipadas para recolectar minerales lunares que podrían ser útiles en futuras excavaciones espaciales.

Durante un recorrido reciente por el Laboratorio de Instrumentos Espaciales de la UNAM, los miembros del equipo de Colmena probaron un dispositivo para lanzar robots de disco delgado de casi 5 pulgadas (12 cm) de diámetro que están diseñados para comunicarse entre sí, así como un centro de comando en tierra.

El lanzamiento de los bots está programado para junio en el módulo de aterrizaje Peregrine de Astrobotic, desarrollado originalmente para Lunar-X-Prize de Google.

Durante su misión de un mes, los nano-robots realizarán las primeras mediciones de temperatura del plasma lunar y mediciones del tamaño de partículas electromagnéticas y regolíticas, según un artículo de la UNAM sobre el proyecto publicado a principios de este mes.

Medina Tanko expresó su orgullo por la próxima misión, que incluye contribuciones de unos 200 estudiantes de ingeniería, física, matemáticas y química.

“Nadie ha hecho eso, nadie, no solo en México”, dijo.

“También podemos marcar la diferencia en la tecnología y la cooperación internacional, que luego pueden conducir a importantes empresas conjuntas para estudiar minerales o emprender otras investigaciones.

Mira los últimos videos de DH aquí:

Carmelo Ramundo

"Viajero nerd. Adicto a las redes sociales. Entusiasta de Twitter. Evangelista aficionado a la cerveza. Lector malvado. Jugador. Practicante de tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.