Millonarios Liga BetPlay 2022 pérdidas económicas en traspasos Duque, Mosquera y Montoya | fútbol colombiano | liga betplay

El inicio de la temporada 2022 no fue el mejor para los millonarios, considerando las complicaciones en los primeros entrenamientos por los casos positivos de coronavirus y la pérdida de algunos básicos en mediocampo y ataque. Los rumores han dado nombres que no gustan a los aficionados, no solo por los jugadores que ocupaban esos puestos, sino por la cantidad de jugadores que llegan a los refuerzos.

No solo las declaraciones de Gustavo Serpa, el mayor accionista del club, encendieron a la afición, sino también la llegada de Jhon Duque a Nacional, considerando que su desempeño en México no fue el mejor.

En ese entonces, los Azules, el Jugador y San Luis negociaban que un porcentaje quedara en manos de los embajadores. Ahora, con su llegada a Nacional, se ha perdido ese porcentaje, equivalente al 30% de una futura venta. La selección mexicana lo dejó ir como nuevo jugador verde como agente libre para 2022 y acabó con todos los derechos económicos de los bogotanos en un futuro acuerdo.

Un caso similar ha ocurrido ahora con Harold Santiago Mosquera, quien se convirtió en nuevo jugador del Deportivo Cali tras su etapa en el Pachuca. En 2018, los Blues vendieron al joven al Dallas FC de la MLS por casi 2 millones de dólares por el 80% de sus derechos deportivos y se quedaron con el otro porcentaje en caso de un posible traspaso.

Todo terminó siendo inútil para los millonarios, ya que el nativo de Buenaventura dejó la selección norteamericana como agente libre y llegó a México. En la misma situación, en caso de una futura remisión, los embajadores perdieron el derecho a los beneficios económicos y no al mecanismo solidario.

Las compras millonarias no fueron las mejores, una de ellas fue la de Santiago Montoya, al que calificaron como el traspaso más caro de la historia reciente. El centrocampista llegó a 2018 con todas las expectativas. Aun así, las lesiones no le permitieron dar lo mejor de sí, lo que le echa la culpa de lo que mostró en el campo.

Los millonarios pagaron casi un millón y medio de dólares. Montoya dejó el club como agente libre a fines de 2020. Aunque no todo es malo, en el caso de Wuilker Faríñez cobró alrededor de 1,8 millones de euros y además se quedó con un ínfimo porcentaje en caso de fichaje.

Otro negocio reciente fue el de Cristian Arango, que dejó cerca de un millón de dólares considerando que Benfica y Millonarios poseían el 50% y el 40% de los derechos deportivos del jugador, mientras que el resto estaba en poder de Envigado. Ni hablar de la llegada de Álvaro Montero, portero nacional con ventaja, que aterrizó en los toldos azules como agente libre.

En este orden de ideas, los Blues deberán analizar qué puede fallar en las políticas de contratación que han seguido y los negocios que realizan para asegurar ingresos futuros, lo que no sucedió en el caso de Duque y Mosquera.

Elvira Duenas

"Orgulloso explorador. Experto en Twitter. Pionero de los zombis. Comunicador malvado. Amante del café. Defensor del alcohol incurable".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *