México irrumpe en proyecto de construcción junto a pirámides de Teotihuacán

CIUDAD DE MÉXICO (AP) – México envió a 250 soldados de la Guardia Nacional y 60 policías el lunes para apoderarse de tierras cerca de las ruinas prehispánicas de Teotihuacán, donde las autoridades dijeron que las excavadoras estaban destruyendo partes periféricas del sitio arqueológico.

Funcionarios arqueológicos mexicanos informaron la semana pasada que habían estado tratando desde marzo de detener el proyecto de construcción privada, pero el trabajo continuó en lo que los medios locales dicen que son planes para construir algún tipo de parque de diversiones.

El Instituto Nacional de Historia y Antropología dijo que la Guardia Nacional ayudó a las autoridades a emitir avisos de incautación en la propiedad al norte de la Ciudad de México. La incautación permite a los fiscales tomar el control de la parcela mientras se investiga a los responsables de las obras por cargos penales de “daños irreparables” al patrimonio nacional.

La demora en detener el proyecto subrayó lo difícil que es el sistema legal arcaico y engorroso de México, lo que dificulta el cumplimiento de los códigos de construcción y las leyes de zonificación o detener la construcción ilegal, incluso en sitios históricos protegidos.

El Ministerio de Cultura dijo la semana pasada que había emitido órdenes de suspensión del trabajo varias veces desde marzo, pero los equipos de construcción las ignoraron. El departamento estimó que al menos 25 estructuras antiguas en el sitio estaban en riesgo y dijo que había presentado una denuncia penal contra los responsables.

Al parecer, los propietarios de parcelas agrícolas están tratando de convertir el terreno en un área de recreación. El área está justo afuera y frente al famoso bulevar y complejo de pirámides del sitio.

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de las Naciones Unidas dijo que las excavadoras amenazaron con arrasar hasta 7 hectáreas (15 acres) en el sitio, que es un área protegida. El consejo también dijo que se había detectado el saqueo de artefactos.

“Teotihuacán es un sitio icónico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que representa la máxima expresión de la identidad del pueblo mexicano”, dijo el consejo de la ONU en un comunicado la semana pasada.

La destrucción tan cerca de la capital ha planteado dudas sobre la capacidad de México para proteger sus antiguos sitios patrimoniales. Teotihuacan es el sitio arqueológico más visitado del país, con más de 2.6 millones de visitantes por año, y México tiene cientos de sitios más pequeños, remotos y, a menudo, inexplorados.

Teotihuacan es mejor conocida por sus templos gemelos del Sol y la Luna, pero en realidad era una gran ciudad que albergaba a más de 100,000 residentes y cubría alrededor de 20 kilómetros cuadrados.

La aún misteriosa ciudad fue una de las más grandes del mundo en su apogeo entre el 100 a. C. y el 750 d. C. Pero fue abandonado antes del ascenso de los aztecas en el siglo XIV.

Incluso su nombre real sigue sin estar claro. Su nombre actual le fue dado por los aztecas. Pero los aztecas pueden haber llamado a la ciudad “Teohuacan” – literalmente “la ciudad del sol” – en lugar de Teotihuacan, que significa “ciudad de los dioses” o “lugar donde los hombres se convierten en dioses”.

Las pirámides del Sol o la Luna atrajeron a decenas de miles de visitantes cada año durante los equinoccios de primavera y otoño, antes de que golpeara la pandemia de coronavirus.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *