Mejorarán el uso de la automatización y la tecnología en las empresas.

Hasta un 65% de los oficiales de cumplimiento en México consideran que el uso de la automatización y la tecnología es la actividad en la que el departamento se espera que mejore en los próximos tres años, seguimiento de la gestión de cambios regulatorios (42%) y análisis de datos (35%).

Asimismo, el 71% cree que la atención de los reguladores al cumplimiento aumentará en el mismo período, revela la “Encuesta a Oficiales de Cumplimiento 2021. Compartiendo Perspectivas sobre Desafíos Actuales”, de KPMG en México.

En este sentido, la El análisis de datos emerge como el que tiene más oportunidades de automatización durante los próximos tres años en ética y cumplimiento (68%), lo que permite pasar de un enfoque reactivo a uno predictivo para identificar, mitigar riesgos y reducir costos en los planes de remediación.

Por otro lado, la protección de la privacidad y los datos, así como la información de las personas y empresas son muy relevantes, ya que las principales tareas a perfeccionar en materia de obligaciones regulatorias y de cumplimiento son las protección del consumidor (46%) y seguridad de la información (29%).

En cuanto a los desafíos más relevantes para la función de cumplimiento, parece que el 57% del sector de productos de consumo identifica nuevos requerimientos regulatorios como uno de sus principales desafíos, frente al 54% del sector de servicios financieros y el 64% de la tecnología.

Luis Preciado, Socio Senior de las Soluciones de Asesoría de Riesgos de KPMG en México y Centroamérica, mencionó que los criterios de cumplimiento juegan un papel fundamental en la atracción de inversiones, por lo tanto Tenerlos en cuenta en la planificación y operación del negocio es de vital importancia en un entorno de recuperación.

Las organizaciones se están enfocando cada vez más en desarrollar y monitorear sus iniciativas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG), lo que requiere la participación de las áreas de cumplimiento.

Por ejemplo, el 63% de las empresas en México dicen que la función de cumplimiento juega un papel importante en la coordinación y supervisión del equipo y la estrategia ESG, incluidas funciones y responsabilidades como el establecimiento de políticas y procedimientos relacionados con ESG (38%).

Para el sector financiero, construir resiliencia y proteger los derechos del consumidor son las tendencias que la han marcado en los últimos meses. La mayoría de los oficiales de cumplimiento señalan que la seguridad y protección de la información (71%) es la actividad más relevante para mejorar en los próximos años.

Asimismo, mencionan la protección al consumidor (42%), la prevención del lavado de activos (33%) y la prevención del fraude (42%) como áreas de mejora, según los resultados de la encuesta de KPMG México.

Mientras que el consumidor y el sector minorista identificó la seguridad de los productos (71%), las cuestiones laborales (50%), las licencias y permisos (43%) y la protección del consumidor (43%) como las principales áreas de cumplimiento normativo.

Y en energía, la mayoría de los encuestados está de acuerdo en que las cuestiones ASG son el tema que requieren más atención (77%) en términos de cumplimiento normativo. Asimismo, coinciden en la importancia de mejorar el cumplimiento de licencias y permisos (62%) y cuestiones laborales (54%).

“Un hallazgo sobresaliente que contrasta con otras industrias es que los departamentos de cumplimiento del sector energético están trabajando actualmente en diferentes áreas para la integración o convergencia de procesos, actividades y controles en apoyo del entorno general de ética y cumplimiento”, dijo.

Timoteo Sevilla

"Devoto ninja de la música. Practicante de zombis. Aficionado a la cultura pop. Webaholic. Comunicador. Nerd de Internet. Experto en alcohol certificado. Aficionado a la televisión".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.