Las autoridades estadounidenses aceleran la deportación de Haití a la frontera con México – Noticias

Por Alexandra Ulmer y Kristina Cooke

CIUDAD ACUÑA, México (Reuters) – Las autoridades estadounidenses transportaron a unas 2.000 personas a otras estaciones de procesamiento de inmigración el viernes pasado desde una ciudad fronteriza de Texas que recibe inmigrantes de Haití y otros países, dijo el sábado el Departamento de Seguridad Nacional.

Estas transferencias continuarán “para asegurar que los inmigrantes ilegales sean rápidamente detenidos, procesados ​​y deportados de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y políticas”, dijo el ministerio en un comunicado.

Si bien algunos de estos solicitantes de empleo y solicitantes de empleo han acudido en masa a los Estados Unidos durante semanas o meses, solo en los últimos días el número de inmigrantes que llegan a Del Rio, Texas, ha atraído una atención generalizada, lo que representa un desafío humanitario y político para el Biden. administración.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que intensificará los vuelos a Haití y otros destinos durante los próximos 72 años para enfrentar la situación impuesta por más de 10,000 migrantes alojados bajo el Puente Internacional Del Río que conecta la ciudad con Acuña en México. Horas. .

El departamento dijo que estaba trabajando con países donde los migrantes comenzaron sus viajes, para muchos haitianos, países como Brasil y Chile, para hacerlos aceptar el regreso de los migrantes.

Según el ministerio, el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Enviará 400 agentes adicionales al área de Del Rio en los próximos días después de que el servicio fronterizo anunciara el viernes que cerraría temporalmente el puerto de entrada y redirigió el tráfico debido a la afluencia. .en Eagle Pass, 92 km al este.

Lafortune Similen, un haitiano de 40 años, llegó a la frontera con su esposa y su hija de dos años después de un viaje de seis semanas a México. Él y su esposa Marisose Molestine, de 38 años, quienes dijeron que se fueron de Chile por el racismo y las malas perspectivas laborales, dijeron que no sabían qué les pasaría una vez que llegaran a las costas del Río Grande en Estados Unidos.

“Escuché que estaban enviando gente de regreso, lo vi en Facebook”, dijo Similen antes de que la familia entrara al río, arrodillada en el agua en esta sección.

Pero Wilson, un haitiano de 40 años que solo dio un nombre, dijo que vio un mensaje de Facebook que decía que las personas podían ingresar a Estados Unidos.

“Por eso vinimos”, dijo Wilson, quien llegó a la frontera con su esposa e hija el sábado por la mañana. Dijo que trabajó en construcción urbana en Chile.

Cuando quedó claro que las autoridades estadounidenses estaban enviando migrantes de regreso a sus países de origen fuera de México, la policía mexicana comenzó a pedir a los migrantes que compraban comida en Ciudad Acuña que regresaran al lado estadounidense del río el sábado por la mañana, dijeron testigos a Reuters. Los migrantes afirmaron que necesitaban suministros y la policía finalmente se retiró.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *