Labios y su cuidado – Diario de Querétaro

Experimentamos el clima invernal de muchas maneras, una de las cuales es en los labios.

LABIOS Y FRÍO, MALA PAREJA.

Pero, ¿por qué nuestros labios sufren las bajas temperaturas y qué es lo que hace que sufran tanto cuando llega la temporada de invierno? Así responde el Dr. Tijon Esho, premiado especialista en medicina estética.

“A diferencia de la piel del rostro, los labios tienen solo tres capas de grosor, por lo que están más expuestos, no tienen glándulas sebáceas para proporcionar humedad adicional”.

Algo en lo que coincide con el Dr. Daniel Glass, dermatólogo: “La queratina que constituye la capa superior de la piel de los labios, pierde su flexibilidad y por eso se agrietan y se vuelven escamosos y dolorosos”, declara- él en declaraciones a El guardián.

CÓMO PROTEGER TUS LABIOS.

La respuesta, según los expertos, está en un producto estrella: el cacao para los labios.

José María Ricart asegura que “es fundamental, sea cual sea la edad, utilizar bálsamos y cosméticos dermatológicamente testados y, por tanto, libres de ingredientes tóxicos”. Otro especialista, el Dr. Sam Buting, dermatólogo, da las claves que debe tener el bálsamo labial que elijamos: “debe tener propiedades emolientes, alisar la superficie de la piel y actuar como agente oclusivo, reteniendo la humedad”.

LO QUE NUNCA DEBEMOS HACER.

No te lamas los labios. Puede sonar contradictorio, pero expertos como Daniel Glass explican: “Muchos pacientes que tienen los labios agrietados se los lamen. Hacerlo repetidamente puede eliminar la película superficial aceitosa que protege los labios de la pérdida de humedad y hace que se agrieten”.

Los expertos también señalan la importancia del cacao para los labios con factor SPF: “los labios también son vulnerables al sol, la pigmentación y el cáncer de piel”, especifica Esho.

Así que ya lo sabes: la prevención, el cacao labial y los hábitos saludables son los mejores aliados para cuidar tus labios este invierno y todos los inviernos.

Carmelo Ramundo

"Viajero nerd. Adicto a las redes sociales. Entusiasta de Twitter. Evangelista aficionado a la cerveza. Lector malvado. Jugador. Practicante de tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.