La transmisión de hoy – El Sol de México

Hace unos años se promulgaron la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano. En este sentido, haré algunas deducciones y haré algunas preguntas.

Ambas leyes se refieren a dos temas fundamentales del México moderno: la telefonía y la radiodifusión. Los monopolios codiciosos han ofendido gravemente a la sociedad en el uso y abuso de ambos temas. Y no últimamente, sino desde que las autoridades han renunciado a sus funciones y permitido los abusos.

Dejaré de lado el tema de la telefonía, que es grande y duro, y escribiré sobre la radiodifusión.

Recordamos los tiempos en que se creó la oficina que recibiría de los concesionarios de radio y televisión (emisores) el canon pactado del 12,5 por ciento del tiempo de emisión. ¿ALGUIEN SABE? ¿ENSEÑAS EN ALGUNA ESCUELA? Obviamente no. Era julio del año 1969. Yo estuve allí y tuve el privilegio de administrar ese tiempo durante 7 años. Nada más y nada menos.

En el pasado, el uso del espacio se acordaba de manera muy formal y se respetaban las decisiones gubernamentales. Ya no. En la radio y en la televisión. Los dueños y gerentes de las cadenas respetaron un pacto de caballeros con la autoridad. Y ambos nos respetamos.

Pero llegó el gobierno de Vicente Fox, y desaparecieron casi por completo las respectivas autoridades gubernamentales de la época que se había logrado con tanto trabajo. Hoy el horario oficial lo maneja la oficina de RTC y las transmisiones son pocas. Quiero creer que es una cuestión de presupuesto. Las leyes no lo mencionan. ¿Se tratará en reglamentos posteriores?

En este mismo tema, los esfuerzos de la televisión pública van muy lejos. Esa televisión pública tan mermada en sus presupuestos y tan aumentada en sus carencias.

Pero, ¿qué es la televisión pública? Recurro a la experiencia de la escritora Florence Toussaint que la define magistralmente: “Por televisión pública entendemos todos aquellos sistemas, dispositivos y canales que, independientemente del contenido que transmitan, nacieron de una urgencia estética, de un interés político, de un objetivo que apunta al uso social y educativo de una tecnología puesta al servicio público con un alcance masivo y que depende de alguna instancia del Estado. Su principal interés es brindar un servicio universal que atienda a todos los habitantes. Asimismo, produce una señal plural e ininterrumpida que satisface las necesidades de información, educación y cultura de la población en general. Aunque se denominan de diferentes formas (oficiales, públicas, autorizadas, sin fines de lucro, gubernamentales, estatales o culturales), todas comparten la misma definición referida”. (fin de la estimación)

El siglo XXI es, por muchas razones, el siglo de la información. Basta con echar un vistazo a las noticias del día para darse cuenta del insólito avance de la ciencia y la tecnología en nuestra sociedad. DEBO AGREGAR QUE EL EXCESO DE INFORMACIÓN PRODUCE DESINFORMACIÓN.

¿Qué tan rápido se comunican los grupos humanos ahora? Algunos podrán imaginarse a individuos o grandes empresas cuya actividad total existe sin la presencia de satélites, televisores, celulares, tabletas, etc., que con la misma facilidad conectan a las personas en un instante y, sin las barreras de la distancia, organizan, guían, capacitan. , entretener y gobernar buena parte de las naciones?

Podemos hablar de comunicadores muy importantes, ya desaparecidos, desde Vance Packard, Marshall McLuhan, Umberto Eco, Giovanni Sartori. Todos ellos, que se han distinguido como esencialmente pensadores, se han pronunciado con mayor énfasis sobre la influencia que ejercen los medios de comunicación y los avances tecnológicos sobre la conducta y el comportamiento humanos.

No dejaremos de asombrarnos con las maravillas que ya hemos visto y las que nos esperan, pero no dejaremos de pensar en lo que bien escribieron: “ESE EXCESO DE TECNOLOGÍA NOS DUERME Y NO PERMITE EL LIBRE FLUJO DE IDEAS Y RAZONAMIENTOS”. LO QUE DISTINGUE AL SER HUMANO POR ENCIMA DE TODAS LAS DEMÁS ESPECIES QUE POBLAN LA TIERRA”.

Fundador de Notimex

Premio Nacional de Periodismo

pacofonn@gmail.com

Sarita Fallas

"Gurú de la web. Bacon ninja. Defensor de la televisión. Pensador. Quien quiera ser experto en café. Evangelista general de Internet. Estudiante de toda la vida. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *