Imagogenia | ¿Tecnología peligrosa? – El Sol de Toluca

La tecnología se ha convertido en un aliado para muchos, son el asistente virtual más eficiente, el motor de búsqueda más completo, el centro comercial más grande, el centro de entretenimiento familiar favorito, la forma más conveniente de conexión social y más; Y ahora con el proceso pandémico que estamos viviendo, nos hemos apoyado casi por completo en estas herramientas para superar los obstáculos que se nos han presentado. Sin embargo, no todo es perfecto en el campo tecnológico y, por supuesto, hay que prestar atención al alcance que pueden tener estas herramientas.

Y, en los últimos días, el asistente virtual activado por voz creado por la marca Amazon, conocido como Alexa, ha puesto en peligro la vida de una niña de 10 años en Estados Unidos porque el altavoz inteligente le pidió que se conectara “… medio cargador de teléfono en un enchufe de pared “para que luego toque” con un centavo los enchufes expuestos. La madre de la niña expuso la situación en Twitter, señalando que estaban teniendo desafíos porque el clima no les permitía salir, por lo que cuando la niña le pidió a Alexa otro desafío y sugirió este, la madre, que estaba allí, limitó la actividad.

Por su parte, Amazon ha emitido un comunicado en el que indica que ha realizado una actualización a su asistente para evitar que recomiende un negocio de este tipo, ya que la confianza del cliente está en el corazón de lo que hacen. Es evidente que, en este caso, se ha puesto en jaque la imagen de la empresa y la reputación de su colaborador porque ha puesto en peligro la vida de uno de sus usuarios; En otras palabras, este hecho ha demostrado que, si bien la tecnología es una gran herramienta de apoyo para algunas empresas, aún carece de la capacidad de distinguir entre lo que es adecuado y lo que no lo es. Aunque Amazon ha cambiado su configuración, los desafíos como el que Alexa tomó de Internet continuarán existiendo porque este desafío se deriva del “desafío de salida”, un desafío que surgió de la aplicación Tik Tok.

Es claro que los padres deben estar atentos a los contenidos a los que tienen acceso sus hijos, ya que en las redes sociales lo que se publica es sumamente variado y las mismas redes no han podido controlar lo que circula en sus plataformas; Sin embargo, el problema es aún mayor de lo que pensamos, ya que asistentes como Alexa, Siri, Google Assistant, entre otros, recopilan información personal como: consultas, lecturas, hábitos, inclinaciones políticas, me gusta y más, a diferencia de lo que predica Amazon. no genera confianza en el usuario y esto sin duda afecta no solo a la imagen de las marcas, sino también a la reputación general de la tecnología y su alcance. El pasado noviembre nada menos que un reportero de Reuters publicó un dossier en el que revelaba que Amazon había recopilado más de 90.000 grabaciones con su asistente Alexa desde diciembre de 2017 hasta junio de 2021, lo que sin duda implica una invasión a la privacidad.

En definitiva, las empresas de tecnología se enfrentan al enorme desafío de moderar sus plataformas para defender la privacidad que, curiosamente, es uno de los activos más valiosos que tenemos hoy como seres humanos, especialmente después de la apertura social que implicó la existencia de las redes sociales digitales.

Estudiante de doctorado en Imagen Pública

Π Director en SCIO Group
El ex gobierno de Godín
Espiar por naturaleza y engañarse con la imagen.
Facebook: Mar Nava Argüelles

Gorjeo: @Mar_Naa

Spotify: Imagogenia

Sarita Fallas

"Gurú de la web. Bacon ninja. Defensor de la televisión. Pensador. Quien quiera ser experto en café. Evangelista general de Internet. Estudiante de toda la vida. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.