Esteban Torres, Defensor de los Latinos en el Congreso, Muere a los 91 años

Esteban Torres, un congresista demócrata de ocho mandatos de California que se dedicó a luchar contra la pobreza y se desempeñó durante un tiempo como presidente del Caucus Hispano del Congreso, murió el martes. Tenía 91 años.

Un comunicado de la familia dijo que murió dos días antes de cumplir 92 años, pero no dio más detalles.

Antes de ser elegido para el Congreso en 1982, el Sr. Torres fue representante sindical y alto funcionario de United Auto Workers. También trabajó en programas contra la pobreza y fue designado por el presidente Jimmy Carter para ocupar cargos en las Naciones Unidas y la Casa Blanca.

Cumplió ocho mandatos en el Congreso, en representación de un distrito mayoritariamente hispano que incluía partes del este de Los Ángeles, donde creció.

“Desde el momento en que asumió el cargo, hizo de mejorar la vida de los hispanos en nuestro país una prioridad máxima”, dijo Janet Murguía, presidenta y directora ejecutiva de UnidosUS, la organización latinoamericana más grande de defensa de los derechos civiles y los derechos civiles, en un declaración.

Ella dijo que el Sr. Torres desempeñó un papel crucial en la aprobación e implementación de la Ley de Control y Reforma de Inmigración de 1986, que otorgó estatus legal a más de tres millones de personas.

Impulsó cambios en la política nacional para ayudar a las personas de su distrito, así como a las que se encuentran en la misma situación en todo el país. Esto incluyó ayudar a desarrollar una medida para garantizar que las víctimas de desastres naturales de bajos ingresos reciban asistencia federal completa.

Esteban Torres nació el 27 de enero de 1930 en Miami, Arizona de padres mexicanos. Su padre trabajaba en las minas de cobre y fue deportado a México durante la repatriación de los mexicoamericanos en la década de 1930. Fue una experiencia decisiva para el Sr. Torres, quien nunca volvió a ver a su padre y está comprometido a garantizar que los inmigrantes sean tratados con justicia y con dignidad.

Fue criado principalmente por su madre, Rena Gómez, quien se mudó con la familia al este de Los Ángeles cuando Esteban tenía 6 años. Después de graduarse de la escuela secundaria en 1949 y servir en el Ejército de los EE. UU. en Corea, encontró trabajo como soldador de línea de ensamblaje en una planta de Chrysler en Maywood, condado de Los Ángeles. Participó activamente en el sindicato United Auto Workers, donde fue elegido delegado sindical en jefe y se convirtió en organizador sindical. Con la ayuda de GI Bill of Rights, asistió al East Los Angeles College y a la California State University en Los Ángeles.

Más tarde fundó Unión Comunitaria del Este de Los Ángeles, que se ha convertido en una de las agencias antipobreza más grandes del país. El presidente Carter lo nombró Representante Permanente de los Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en París, donde sirvió de 1977 a 1979. Luego pasó dos años como director de la Oficina de Asuntos Hispanos de la Casa Blanca.

Después de dejar la política, el Sr. Torres siguió con sus pasatiempos de pintura y escultura y fue uno de los fundadores de EL Lugar de la Cultura y las Artesun museo del centro de Los Ángeles dedicado a la influencia cultural de los latinos en la ciudad.

Le sobreviven su esposa, Arcy Sánchez; sus hijos Carmen, Rena, Camille, Selina y Esteban; 12 nietos; y siete bisnietos.

Timoteo Sevilla

"Devoto ninja de la música. Practicante de zombis. Aficionado a la cultura pop. Webaholic. Comunicador. Nerd de Internet. Experto en alcohol certificado. Aficionado a la televisión".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.