El presupuesto anunciado – el Heraldo de Chihuahua

Como se dijo que sucedería, sucedió. El PEF 2022 se aprobó sin modificar una sola palabra, cantidad, número, ni una sola línea, a pesar de que fueron días intensos de discusión, y no del nivel que nos gustaría que fuera, sino insultos, groserías, ataques directos, gritos ensordecedores, por decir lo mínimo. Se presentaron 1.994 reservas, como nunca antes en la historia del Poder Legislativo, batimos el récord de reservas presentadas, la animada discusión se dio en los días previos al cumpleaños del Presidente de la República y para sorpresa de habitantes y extranjeros , el debate se llevó a las 00:00 solo para usar la plataforma más alta del país para cantar las Mañanitas, llevar globos, carteles y tortas, a este nivel de fanatismo están los compañeros del 4T. Asimismo, al día siguiente intentaron adelantar la discusión para concluir lo antes posible y entregar el presupuesto 2022 al presidente López Obrador como regalo de cumpleaños.

La gravedad de todo lo anterior no es solo el sometimiento de todo un poder, sino el desconocimiento, el desinterés y la nula división de poderes, pues lo que correspondería bajo la ley sería discutir el presupuesto y proponer cambios para el beneficio de los mexicanos, pero lo único que sucedió fue que la mayoría oficialista se dedicó a defender con uñas y dientes el presupuesto, sin escuchar, observar, analizar o responder a las necesidades propuestas, no solo de otros grupos parlamentarios, sino de la sociedad. en general.

Esperamos por el bien de México que las cosas cambien, que la legislatura muestre autonomía e independencia, que se tomen decisiones buscando lo mejor para los mexicanos, que se resuelvan los problemas y se atiendan sean los que sean, partidos, que cese el discurso de odio. , ataques, división, que la óptica de dividir al país entre buenos y malos termina, México es más de uno u otro partido político. La Acción Nacional buscaba un consenso, un punto de acuerdo, porque no todo es blanco ni negro, no todo es malo ni bueno, como legislador lo digo alto y claro: nunca estaré en contra de algo que sea bueno para el pueblo, para los ciudadanos, por eso mi voto fue en contra, porque lejos de este presupuesto, había cuestiones fundamentales para el desarrollo de nuestro país, como la salud, el apoyo a los pequeños empresarios, las guarderías, las madres trabajadoras, la cuestión de un presupuesto con una verdadera perspectiva de género. Por eso mi voto fue en contra porque se excluyeron las necesidades, las voces, las demandas de la ciudadanía que represento, no se pudo incluir una mínima modificación porque la instrucción era aprobar el presupuesto como manda el presidente.

Especifiquemos que los diputados y los diputados no somos empleados del presidente, somos representantes de la ciudadanía, nuestra obligación es tomar las mejores decisiones que repercutan positivamente en la vida de la ciudadanía.

Carmelo Ramundo

"Viajero nerd. Adicto a las redes sociales. Entusiasta de Twitter. Evangelista aficionado a la cerveza. Lector malvado. Jugador. Practicante de tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *