El boleto del metro se niega a morir; se necesitan 14 años de resistencia

El Boleto de metro magnético tiene, al menos, 14 años de resistencia a su desaparición, pues desde 2007 el Sistema de Transporte Colectivo (STC) ha comenzado con la modernización del sistema de peaje para migrar a tarjetas electrónicas.

Sin embargo, los datos de este año indican que todavía está ahí. El 30% de los usuarios sigue utilizando el ticket magnético, lo que equivale aproximadamente a 735 mil 948 pasajeros, si tenemos en cuenta que durante el transcurso de 2021 durante la semana hubo, en promedio, una demanda diaria de dos millones 453 mil 161 usuarios, según datos de la STC.

El problema es que la tecnología de torniquetes que lee bandas magnéticas ya está fuera de servicio.

La tecnología de boleto magnético es una tecnología de hace muchos años y actualmente ya no encontramos repuestos ni equipos para reemplazar los que ya están fuera de servicio ”, dijo en entrevista telefónica Félix Santiago, gerente de Ingeniería y Nuevos. Los proyectos de la STC .

Además, incluso las máquinas para imprimirlas están obsoletasPor lo tanto, es necesario modernizar el sistema de peaje, dijo Santiago.

Desde el inicio de la operación del Metro de la Ciudad de MéxicoEn 1969 se utilizó el ticket magnético para acceder a las instalaciones y a lo largo de los años se han impreso decenas de tickets conmemorativos.

Fue en 2007, durante el gobierno de Francisco Bojórquez, cuando la primeros lectores de tarjetas electrónicas en el acceso norte de la estación Salto del Agua de la Línea 1, las autoridades anunciaron desde entonces la desaparición del boleto magnético en varios intentos de introducir nuevas tecnologías.

Por ejemplo, al administrar Jorge Gaviño (de 2015 a 2018) a Monedero electrónico marca Broxel, donde los usuarios podían agregar saldo y, además de pagar el acceso al metro, usarlo como tarjeta de débito, pero el proyecto no tuvo el éxito esperado y la tarjeta ya no se usaba.

Para agilizar el proceso de migración tecnológica, las autoridades obligaron a utilizar una tarjeta electrónica para ingresar a la Línea 12 desde que abrió en 2012, pero el cambio completo aún no se ha concretado.

La implementación de esta tarjeta electrónica también tuvo sus etapas penales, ya que ha habido casos en los que la gente los clona y los vende por 80 pesos, con una recarga de $ 150.

El JTS ha emprendido acciones legales contra algunos de los autores del fraude. Uno de los últimos casos ocurrió en febrero de 2020, cuando las autoridades arrestaron a un joven que portaba alrededor de 100 tarjetas clonadas.

Ahora el STC está llevando a cabo programas piloto con nuevos métodos de acceso como Códigos QR y tarjetas bancarias de proximidad.

Hay algunos pequeños usuarios recurrentes del metro por lo que estamos realizando este programa piloto en la estación Chilpancingo de la línea 9 para considerar la emisión de un boleto de ida, este boleto de ida es para personas que utilizan el transporte público de manera esporádica ”, dijo.

El funcionario indicó que aún No hay fecha para dejar de vender el boleto magnético, pero dijo que tarde o temprano habrá que detenerlo.

* En el siguiente enlace encontrarás las últimas novedades

Sarita Fallas

"Gurú de la web. Bacon ninja. Defensor de la televisión. Pensador. Quien quiera ser experto en café. Evangelista general de Internet. Estudiante de toda la vida. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.