CDMX Pulse | Cannabis: ¿incongruencia? – El sol mexicano

Hace unos meses, México hizo historia en la regulación del cannabis gracias a la declaración general de inconstitucionalidad de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esta batalla legal por el avance de los derechos humanos, en particular el derecho al libre desarrollo de la personalidad, fue ganada gracias al movimiento emprendido por la ciudadanía, por la sociedad civil organizada, gracias a su litigio estratégico, gracias a la evidencia científica y las experiencias internacionales.

Algunas personas habiendo obtenido la garantía de su derecho al autocultivo para su consumo personal, el Congreso de la Unión tuvo que proponer una nueva regulación del consumo y la producción de la planta por indicación del Tribunal Supremo. Al no cumplir, la Corte tuvo que declarar inconstitucionales los artículos relativos a la prohibición absoluta. Desde la reciente declaración de inconstitucionalidad, cualquier adulto puede solicitar a COFEPRIS una autorización totalmente gratuita para el uso, cultivo y transporte de la planta.

Pero la ley general de salud sigue tipificando como delito la posesión simple y castiga con prisión a la persona atrapada con más de 5 gramos de la planta; ya quién se puede atribuir la venta. Estas regulaciones continúan provocando escenarios de extorsión por parte de la policía. El encarcelamiento no reduce el consumo. Los encarcelados por simple posesión enfrentan un populismo criminal y una justicia desproporcionada. En lugar de centrar el gasto público en seguridad y justicia como una prioridad para abordar los delitos violentos de alto impacto, las autoridades continúan persiguiendo a las personas que transportan y consumen cannabis, que vivirán con quienes han cometido delitos graves.

Hace unos días llegó a la Corte el juicio de amparo presentado en 2018 por México Unido Contra la Delinquency, que cuestiona la constitucionalidad del delito de simple posesión de cannabis. Contra todo pronóstico, la ministra González Alcántara (supuestamente liberal: por apoyar causas como la discriminación en la fábrica, la despenalización del aborto o los derechos de las personas LGBTTTI +, incluso como integrante del Grupo de redacción de la Constitución de la Ciudad de México ) presentó un proyecto que garantizaría la constitucionalidad del delito de posesión simple y sus penas de prisión.

Si bien la discusión se ha pospuesto para un análisis en profundidad, hagamos un llamamiento a los ministros para que sean coherentes y eliminen el delito de simple posesión de cannabis considerándolo inconstitucional en consonancia con los avances recientes.

La despenalización de la planta como tal es fundamental, respetando la jurisprudencia nacional, los ejemplos internacionales y las recientes flexibilidades del sistema de Naciones Unidas y el control global del cannabis. En México, el 70% de la población aprueba la legalización del cannabis según el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM). El Congreso de la Unión debe legislar y regular con inclusión, coherencia, justicia social, basado en la ciencia y los derechos humanos; no sobre estereotipos o creencias personales.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *