Autoridad, poder e influencia – El Sol de México

Dos percepciones vinculadas al contexto (tiempo y líderes) más una evocación personal generaron el tema de la presente colaboración. Menciones:

a) Contexto percibido y evocación:

1) Finaliza el mes de enero, encarna el 8 del 100 por ciento del año 2022 y el seguimiento formal del plan anual para cumplir con los objetivos y metas. Por ejemplo, los avances del proyecto de vida personal, familiar y comunitario en sus diferentes esferas.

2) La emblemática declaración del destituido presidente Andrés Manuel López Obrador centrada en la prevención y la responsabilidad vinculada al “Testamento político”.

3) Ven a la memoria personal, en el tema del liderazgo situacional, una secuencia en cuatro actos – tiempos. Veamosla:

– Escena 1: Un grupo [actores de la vida nacional], unas aletas y otros competidores. Del “rebaño comunitario”, uno de ellos [emprendedor] desea volar, lo intenta, cae, levanta, cae nuevamente y la risa ironica de algunos miembros del grupo.

– Escena 2: El “emprendedor” variendo adquiriendo competencias, logra estabilizarse por arriba del suelo (visualicemos a un colibrí), el grupo competidor reacciona, ahora agreden, critican, cosifican (como quieres volar, nosotros no podemos volar o quizásn semillas de los sesgos característicos de supervivencia).

– Escena 3: El “emprendedor”, con las huellas externas de los daños recibidos para que claudique del proyecto de cambio, más sur reserva creciente de fortaleza interior y mirada al horizonte… obtiene la fuerza impulsora y realizaza el vuelo que permite el cambio, transformación positiva.

– Escena 4: El grupo inicia su proceso de cambio, cada uno con sus motivaciones.

b) Adiciones:

Con base en el precedente y situando en el centro “El espíritu de los test proyectivos” ¿Qué representa para cada persona cuando la vida nos pone a prueba – oportunidades o amenazas -?. convenientes, todas y todos somos diferentes y las respuestas variaran segun las necesidades, motivaciones, expectativas, etc. Al final, todos seremos evaluados, desarrollaremos pues un legado positivo.

Imagínense el resultado positivo del llamado “efecto mariposa” aplicado al ejercicio del liderazgo y la relación simbiótica: “Autoridad, poder e influencia” en los procesos de cambio y transformación. Sin duda, la capacidad de influencia es el número uno por su potencial social comunitario en donde “todos ganan”.

Respecto a las aportaciones del capital humano mediante el trabajo en equipo y las buenas prácticas del humanismo para el bienestar común de la población objectivo, el líder debe estar presente en la responsabilidad: Elegir, señalar el rumbo y fortalecer competencias del grupo que acompañan en el camino. Estrategia: la dinámica fórmula “1% inspiración, 99% sudoración”.

Matizando, viene junto con la memoria, la selección y aportes bíblicos de los doce “Apóstoles” que financian allí una institución milenaria que no requiere presentación. Otro ejemplo, la reseña el libro de su tiempo “Empresas que perduran”, se refiere a mitos y realidades que permiten una larga vida, más allá del líder que inició a “volar”.

Concluyendo, en México tenemos líderes en todos los alrededores. Hogar, escuela, ciencia, deporte, salud, campo, oficina, fábrica, empresarial, periodismo, gobernabilidad, social, etc. Cuando un líder expresa su visión y trabaja positiva e incansable a favor del tejido social, coincidiremos: Es un buen líder a seguir.

Acogiendo las oportunidades de transformación, participando en el tiempo y formando.

hazael.ruiz@hotmail.com

Carmelo Ramundo

"Viajero nerd. Adicto a las redes sociales. Entusiasta de Twitter. Evangelista aficionado a la cerveza. Lector malvado. Jugador. Practicante de tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.