Sismo de magnitud 7.1 golpea el centro de México | Internacional

Más información

Un terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter sacudió el centro de México el martes por la noche, dejando un muerto y 1,6 millones de personas sin luz. El sismo ocurrió a las 8:47 p.m. (hora local; 10:47 p.m. Brasilia), con epicentro a 14 kilómetros al sureste de Acapulco, en la costa del Pacífico. Poco antes de las 22 horas, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “afortunadamente no hay daños graves”. Sin embargo, media hora después, el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo, informó que una persona había sido aplastada por una farola en la localidad de Coyuca de Benítez, 50 kilómetros al norte de Acapulco.

Ya en la madrugada del miércoles, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que paulatinamente se estaba reanudando el suministro eléctrico. El terremoto ocurrió exactamente cuatro años después del terremoto de magnitud 8.2 que mató a más de 100 personas en Oaxaca (sur). Doce días después, el 19 de septiembre de 2017, otro terremoto, este de 7.1 -como este martes- sacudió la capital mexicana, matando a más de 350.

Las autoridades civiles del estado de Guerrero, donde se ubica Acapulco, continúan evaluando las áreas afectadas y advierten del riesgo de deslizamientos de tierra en las vías. “Estamos tomando en cuenta las recomendaciones y estamos pendientes en el caso de las réplicas”, advirtió el gobernador. “Estamos haciendo una evaluación muy rápida. Hasta el momento ha habido mucha alarma en la zona de Acapulco, pero nada grave ”, agregó. En algunas zonas costeras del estado, había estatuas de coches aplastados por vigas. La alcaldesa de Acapulco, Adela Román, dijo a Foro 4 que no hubo daños graves, solo “apagones y fugas de gas que se están arreglando”.

A través de las redes sociales, el presidente López Obrador dijo que los daños se limitaron a “rocas y barreras que caen”, y que no hubo daños en los estados de Morelos, Oaxaca, Puebla y Ciudad de México. “El general Sandoval, secretario de Defensa, ha examinado todas las zonas militares”, agregó. El terremoto de este martes ha reavivado los temores de un país que, por su historia, permanece en alerta cada septiembre durante largos minutos. Algunas personas en la capital incluso tuvieron crisis nerviosas y tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos.

Defensa Civil dijo que en Guerreo se activaron protocolos de sismos, incluida la evacuación de hoteles y edificios residenciales, y que también se están realizando inspecciones a edificios en los estados de Querétaro, Veracruz, Tlaxcala y Puebla. La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, publicó un video en las redes sociales anunciando la activación de los protocolos de seguridad. “Se realizaron tres sobrevuelos y no se encontraron daños. Acabo de hablar con el presidente y le di esta información. Sabemos que hay muchos lugares sin luz, les pido a todos que estén muy tranquilos ”, dijo. La Comisión Federal de Electricidad informó que 1,6 millones de personas en Morelos, Oaxaca, Estado de México y Ciudad de México se vieron afectadas por cortes de energía.

Residentes de varios barrios de la capital mexicana advirtieron a las autoridades sobre posibles fugas de gas, las cuales fueron inspeccionadas por bomberos. En algunas partes de la ciudad también se han interrumpido los servicios de telefonía e Internet y se han apagado los semáforos. Myriam Urzúa, secretaria de Gestión Integral de Riesgos, dijo que tres ayuntamientos (las subdivisiones administrativas de la capital) están parcialmente sin electricidad, pero que ni un solo hospital de la localidad resultó dañado. La directora del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, dijo que los hospitales de los estados afectados habían sido evacuados, pero que no sufrieron daños importantes.

Algunas personas viajan en línea uno de los bus de cable (teleférico) en la capital fueron detenidos en chozas durante el terremoto. “Hubo desalojo total de la Línea 1 de Cablebús y desalojo del Tramo B de la Línea 2. Falta energía eléctrica en la zona del Tramo A de la Línea 2. Pedimos tranquilidad a la gente de las cabañas . Están seguros. El suministro eléctrico está resuelto. Servicios de emergencia en camino ”, escribió en Twitter Andrés Lajaous, secretario de Movilidad de la capital. Al cabo de una hora, las autoridades de la ciudad anunciaron que la recogida de pasajeros se había realizado en su totalidad, “sin contratiempos ni daños en las instalaciones”.

Registrarse aquí para recibir el boletín diario de EL PAÍS Brasil: reportajes, análisis, entrevistas exclusivas y la información más importante del día en su correo electrónico, de lunes a viernes. Registrarse también para recibir nuestro boletín semanal los sábados, con lo más destacado de la cobertura de la semana.

Chiquita Pasqual

"Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Ávido experto en cerveza. Entusiasta de la web. Evangelista de la televisión amigable con los hipster. Gurú del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *