México y Estados Unidos quieren un acuerdo para detener la inmigración ilegal – Internacional


México y Estados Unidos han propuesto un acuerdo regional para frenar el flujo de inmigrantes indocumentados a sus fronteras, que se ha visto exacerbado en los últimos meses por la llegada de miles de países diferentes, dijeron los dos gobiernos.

El canciller mexicano Marcelo Ebrad dijo el martes (21) que ayer planteó el tema al secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, durante una conversación telefónica.

“Le dije que sería deseable llegar a un acuerdo regional. Nos comunicaremos al respecto”, escribió Ebrad en Twitter, quien planea plantear el tema a Blinken durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

El Departamento de Estado citó la iniciativa el lunes en un comunicado que cita las conversaciones entre Ebrad y Blinken.

Ambas autoridades “discutieron la necesidad de un esfuerzo regional coordinado para frenar el flujo de migración irregular”.

Decenas de miles de inmigrantes indocumentados, en su mayoría haitianos, han llegado al sur de México en los últimos meses para continuar su viaje a Estados Unidos con la esperanza de encontrar refugio.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses han comenzado a repatriar a haitianos por vía aérea desde Del Rio, un pueblo de Texas en la frontera con Ciudad Aqua (México), donde miles están acudiendo en masa para intentar ingresar.

Muchos llegaron a México desde Brasil o Chile, donde fueron refugiados durante algunos años, después de cruzar doce países.

La canciller mexicana destacó este martes que el acuerdo debe ser regional porque la ola de inmigración de haitianos “atravesó todos los países latinoamericanos”. Tal esfuerzo podría incluir el apoyo de la región y de Naciones Unidas para “mejorar la situación en Haití lo antes posible”, agregó Ebrad, quien dijo que informaría “en los próximos días” sobre la propuesta.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mallorca, dijo el lunes que los inmigrantes de Haití estaban mal informados de que podían permanecer en Estados Unidos como refugiados bajo la Ley de Protección Temporal (TPS).

Después de profundizar la crisis política con el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio y el reciente terremoto que devastó Haití, Washington extendió el TPS a todos los haitianos en Estados Unidos el 29 de julio o antes. Pero “cualquiera que llegó la semana pasada no será elegible para el TPS”, insistió.

Antonia Jaimez

"Solucionador de problemas devoto. Estudiante incurable. Escritor orgulloso. Pionero del café. Alborotador aficionado. Creador. Emprendedor sutilmente encantador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.