Hablar de acceso digital en 2021, una promesa inalcanzable

El acceso digital se puede utilizar como una herramienta para aumentar significativamente la inclusión de grupos subrepresentados, es decir, para cerrar la brecha principalmente dentro del mundo del trabajo y la educación. Cuando hablamos de brecha digital nos referimos a la desigualdad que existe entre personas, empresas o determinadas zonas geográficas en cuanto al acceso a las TIC.

En 2016 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció que Internet, el acceso digital, es un derecho fundamental de todos los seres humanos; sin embargo, muchos mexicanos no pueden acceder a los beneficios de la conectividad.

Acceso digital en México, una promesa inalcanzable

No hay igualdad en el acceso digital en México. Veo tres desafíos principales: primero, brindar igualdad de acceso a las oportunidades. En segundo lugar, la infraestructura digital básica aún no existe en muchas partes del país. En tercer lugar, donde existe asequibilidad, la asequibilidad sigue siendo un tema relevante. Una vez que esto se logre, las habilidades tecnológicas requeridas en el siglo XXI deben ser enseñadas por las escuelas a los estudiantes y especialmente a los docentes. Tener acceso a una red social y dar Gusta No es suficiente.

Esa inalcanzable promesa de López Obrador de conectividad total para 2021 se lograría a través de un proyecto llamado “ CFE Telecomunicaciones e Internet para todos ”Que tiene por objeto la prestación de servicios de telecomunicaciones, en forma gratuita, para garantizar el derecho de acceso a las TIC, incluyendo banda ancha e internet. Ni siquiera los países más desarrollados tienen una cobertura del 100%.

De acuerdo a un ella estudia realizado por Hootsuite y WeAreSocial en 2020, el ranking de países con mayor penetración de Internet lo encabezó Emiratos Árabes Unidos con una penetración del 99%, seguido de Dinamarca (98%), Corea del Sur (96%) Suecia (96%) , Suiza (96 %), Reino Unido (96 %) y Países Bajos (95 %) – México (69 %).

En México es importante pedir al gobierno que desarrolle infraestructura digital que ayude a brindar conectividad en zonas donde no hay acceso, así como incluir políticas públicas que promuevan la conectividad en las escuelas, tanto públicas como privadas, centros inclusivos, desarrollar plataformas de apoyo aquellos con acceso limitado a las nuevas tecnologías, como los adultos mayores y los pueblos indígenas, y otorgar subsidios para la conectividad. ¿Sabías que un plan de internet básico mensual cuesta al menos dos salarios mínimos?

Sarita Fallas

"Gurú de la web. Bacon ninja. Defensor de la televisión. Pensador. Quien quiera ser experto en café. Evangelista general de Internet. Estudiante de toda la vida. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *