Autoridades estadounidenses aceleran deportación de haitianos en la frontera con México – 18/09/2021

Por Alexandra Ulmer y Kristina Cooke

CIUDAD ACUÑA, México (Reuters) – Las autoridades estadounidenses trasladaron el viernes pasado a unas 2.000 personas a otras estaciones de procesamiento de inmigrantes de una ciudad fronteriza de Texas que recibió una afluencia de inmigrantes de Haití y otros países, dijo el sábado al Ministerio de Seguridad Interna. .

Estas transferencias continuarán “para asegurar que los inmigrantes irregulares sean detenidos, procesados ​​y sacados de Estados Unidos de inmediato, de acuerdo con nuestras leyes y políticas”, dijo el departamento en un comunicado.

Si bien algunas de esas personas en busca de trabajo y seguridad se han estado dirigiendo a los Estados Unidos durante semanas o meses, la cantidad de inmigrantes que llegan a Del Rio, Texas ha llamado la atención en los últimos días, lo que representa un desafío humanitario y político para el Biden. administración.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que en respuesta a la situación impuesta por más de 10,000 inmigrantes que se refugian bajo el Puente Internacional Del Río que conecta la ciudad con Acuña, México, estaba acelerando los vuelos a Haití y otros destinos en los próximos 72 años. horas. .

El ministerio dijo que estaba trabajando con países donde los inmigrantes comenzaron su viaje, para muchos haitianos, países como Brasil y Chile, para lograr que acepten a los inmigrantes que regresan.

Según el departamento, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Enviará 400 oficiales adicionales al área de Del Rio en los próximos días después de que la agencia fronteriza dijera el viernes que debido a la afluencia estaba cerrando temporalmente la entrada del puerto a la ciudad y redirigir el tráfico. hasta Eagle Pass, 92 km al este.

Lafortune Similen, un haitiano de 40 años, llegó a la frontera con su esposa y su hija de dos años después de un viaje de seis semanas por México. Él y su esposa Marisose Molestine, de 38 años, quienes dijeron que se fueron de Chile debido al racismo y las malas perspectivas laborales, dijeron que no sabían qué les pasaría una vez que llegaran a las costas del Río Grande en Estados Unidos.

“Escuché que estaban despidiendo gente, lo vi en Facebook”, dijo Similen antes de que la familia entrara al río, hundida hasta las rodillas en ese tramo.

Pero Wilson, un haitiano de 40 años que solo dio un nombre, dijo que vio un mensaje en Facebook que decía que las personas podían ingresar a Estados Unidos.

“Por eso vinimos”, dijo Wilson, quien llegó a la frontera con su esposa e hija el sábado por la mañana. Dijo que trabajó en la construcción civil en Chile.

Cuando quedó claro que las autoridades estadounidenses estaban devolviendo a los migrantes a sus países de origen fuera de México, la policía mexicana comenzó a pedir a los migrantes que compraban comida en Ciudad Acuña que regresaran al lado estadounidense del río el sábado por la mañana, dijeron testigos a Reuters. Los migrantes argumentaron que necesitaban suministros y la policía finalmente cedió.

Timoteo Sevilla

"Devoto ninja de la música. Practicante de zombis. Aficionado a la cultura pop. Webaholic. Comunicador. Nerd de Internet. Experto en alcohol certificado. Aficionado a la televisión".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.